Reforma tu cocina, ¡LOW COST!

list En: Productos En: comment Comentario: 0 favorite Visitas: 200

Como reforma low cost, nosotros tenemos en cuenta el poner en práctica ideas económicas y ajustadas a un presupuesto reducido. Sin asumir grandes gastos, pueden hacerse cambios cruciales, solo hay que saber cómo.

Lo primero y más importante es tener en mente qué se quiere conseguir. Para esto, nos debemos hacer algunas preguntas: ¿cómo deseas que se visualice tu cocina? ¿cuánto tiempo le quieres dedicar a esta reforma?

Por lo tanto, las primeras cuestiones a tener en cuenta frente a cualquier reforma low cost son las siguientes:

-Tener en mente un presupuesto ajustado. Se debe establecer de manera realista, y seguirse en todo momento. Para esto es importante buscar ideas económicas, realizar comparaciones de precios, aprovechar descuentos y promociones de materiales y electrodomésticos…

-Priorizar las áreas más urgentes. Hay que tener en cuenta principalmente aquellos cambios que vayan a generar un mayor impacto, tanto visual como funcional. Algunos de estos aspectos suelen ser las paredes (por ejemplo, cambiar el color), o la iluminación (por ejemplo, utilizar LED).

-Búsqueda de alternativas económicas. Se pueden combinar materiales costosos (como granito o mármol) con alternativas más baratas (como laminado o cuarzo). Un aspecto importante que también debe tenerse en cuenta es que, las opciones que se escojan sean duraderas.

-Buena planificación. Un planning perfectamente detallado es lo primero que debe realizarse. Algunos aspectos que debería incluir son: lugares a reformar, tiempo a dedicar en cada espacio, presupuesto para materiales, y detalles que se desean reformar.

-En cuanto al suelo, puede instalarse microcemento. Es bastante sencillo y garantiza un suelo continuo, con mantenimiento fácil.

Ahora sí, especializándonos en cocinas, algunos trucos para reformas low cost son los siguientes:

1.       Cambios superficiales. Más que reemplazar elementos, podemos buscar renovarlos. Por ejemplo: pintando los gabinetes ya existentes, cambiando los tiradores y perillas, o revistiendo superficies con vinilo adhesivo o papel pintado.

2.       Aprovechar elementos existentes. Por ejemplo: lijar y pintar las encimeras, o renovar azulejos con pintura especial.

3.       Trabajo DIY. Esto consiste básicamente en realizar las tareas tú mismo, en lugar de gastar dinero en mano de obra. Por ejemplo: pintar paredes o muebles, instalar nuevos accesorios de iluminación como LEDS, o agregar encimeras. Estas son tareas básicas, que pueden realizarse con habilidades básicas de bricolaje.

4.       Renueva frente de los muebles. Como hemos comentado anteriormente, si los muebles se encuentran desgastados, hay más opciones fuera de reemplazarlos. Por ejemplo, dales una segunda vida con papel de vinilo.

5.       Actualiza los electrodomésticos. Algo en lo que sí merece la pena invertir dinero es en los electros. Si se encuentran en mal estado o muy antiguos, conviene mantener un buen equilibrio entre ahorro y calidad. Un buen electro no es un gasto, sino una inversión.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña
x
Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible para informarte sobre el precio de este producto